2 comentarios

  1. Paciencia, sobre todo. Siempre trato de entender qué es lo que le motiva a mi Cliente a tomar una decisión u otra. Me pongo en su lugar, intento saber qué es lo que piensa, e intentar conducir esas decisiones a una decisión mejor.

  2. Las objeciones las rebato, con la intención de facilitar al cliente toda la información posible y también como puente hacia la confianza.
    La táctica que uso es la actitud, una actitud tranquila, como dando por hecho que no tiene porque preocuparse por aquello que lo está inquietando: que lo deje en mis manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.