Un comentario

  1. ¡Qué buen concepto este! Lo voy a poner en marcha «ya». No es lo mismo presentarte como vendedor que como consultor. En ambos casos nos hemos tenido que preparar pero la recepción de nuestra presencia y nuestras palabras será totalmente diferente.

Responder a Juan-Carlos Estorach Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.