¿Qué es el modelo CAME y cómo implementar esta herramienta estratégica para tu negocio?

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre el modelo CAME y para qué sirve implementar esta herramienta estratégica en un proyecto? 

Para comenzar, un dato muy importante que debes saber es que esta estrategia guarda mucha relación con el análisis DAFO. 

Si te interesa tomar decisiones estratégicas óptimas y adecuadas a tu proyecto, en el artículo de hoy te enseñaremos a implementar esta excelente estrategia para comenzar a ver resultados exitosos. ¡No te pierdas ningún detalle!

¿Qué es un análisis CAME?

El análisis CAME se trata de una herramienta fundamental para plantear acciones estratégicas de negocio complementarias al análisis DAFO

La matriz DAFO se lleva a cabo para conocer y tener una visión general de la situación actual de tu compañía, tanto los factores internos (debilidades y fortalezas) como los que vienen desde el exterior (amenazas y oportunidades).

¿De qué nos sirve analizar cuáles son los puntos más fuertes que se deben potenciar, así como las debilidades que se tendrán que mejorar si no establecemos una estrategia óptima para ello?

En definitiva, si tu objetivo es sacar el máximo provecho de las conclusiones extraídas a la hora de poner en marcha la matriz DAFO, el modelo CAME te permitirá crear un plan de acción en relación al análisis previo de la situación del negocio. 

analisis-came-sales-business-school

DAFO y CAME de una empresa: ¿son complementarias?

Una vez tengas clara la matriz DAFO o FODA de tu empresa, el siguiente paso será poner en marcha el análisis CAME. Por ello, podemos concluir que ambas acciones estratégicas se complementan entre sí y son de gran ayuda para conseguir resultados óptimos en relación a la estrategia planteada previamente.

Para proceder a elaborar una estrategia CAME, debemos conocer toda la información y las conclusiones recogidas en la matriz DAFO. El seguimiento de estos pasos nos permitirá tomar decisiones relevantes y garantizar el desarrollo y crecimiento del negocio gracias a la consecución de los objetivos que hayamos planteado.

En muchas ocasiones no creemos necesario implementar el análisis CAME debido a que ya tenemos las conclusiones que necesitamos cuando realizamos el análisis DAFO. Sin embargo, las probabilidades de éxito aumentarán de forma considerable una vez comenzamos a trabajar la metodología CAME.

En resumidas cuentas, el principal objetivo del análisis CAME es determinar cuáles son las estrategias que se deben seguir para conseguir resultados de éxito, teniendo siempre presente los aspectos que se han identificado en el análisis DAFO.

Actualízate con la Metodología de Ventas de Sales Business School

Metodología probada y con herramientas prácticas para utilizar en tu día a día

Desarrolla un modelo CAME para tu proyecto

La palabra CAME hace referencia a las acciones que se pueden aplicar para cada uno de los factores que han sido identificados en la matriz DAFO:

  • Corregir las debilidades internas del negocio. Esto supone tomar las medidas necesarias que permitan que éstas no influyan de una forma negativa en el desarrollo y crecimiento del negocio.
  • Afrontar las amenazas externas para tu negocio y que se presentan en el mercado.
  • Mantener las fortalezas del negocio para potenciar la imagen y visibilidad de la marca. Las fortalezas ayudarán a que aspectos muy positivos influyan en el crecimiento de la compañía y en consecuencia, lograr una ventaja competitiva que nos diferencie con respecto a los competidores del sector.
  • Explotar las oportunidades del exterior para sacarles el máximo provecho. Convierte las oportunidades del mercado en fortalezas internas para tu negocio.

¿Quieres conocer cuál es el paso a paso para llevar a cabo un análisis CAME adaptado a tu negocio? ¡Toma nota de los apartados que te explicamos a continuación!

Establece cuáles son los objetivos de tu negocio

Para comenzar a elaborar tu propio plan de acción estratégico, primero de todo será imprescindible fijar los objetivos de negocio que te interesan alcanzar. Estos deberán ser objetivos SMART, es decir, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

Gracias a este primer paso inicial, podremos comenzar a construir un plan estratégico sólido que se ajuste a las metas planteadas para la compañía, además de priorizar las acciones que debemos implementar de inicio a fin.

Analizar la matriz DAFO de la compañía

La siguiente acción será realizar un análisis DAFO para conocer la situación actual de la compañía y de esta forma, obtener las conclusiones necesarias sobre las que plantear la estrategia adecuada.

Como hemos mencionado anteriormente, este proceso consiste en valorar tanto los factores internos al negocio (debilidades y fortalezas) como los externos que se presentan en el mercado actual (amenazas y oportunidades).

El análisis DAFO es considerado una etapa de reflexión e identificación, por lo que no tendrás que pararte a pensar en las acciones que deberás implementar por el momento.

Además, una parte importante de este proceso será agendar una reunión con el equipo de trabajo que compone tu compañía para extraer algunos aspectos importantes que no hayas considerado en un primer análisis.

analisis-dafo-sales-business-school

Elaborar un listado de aquellas acciones que debemos priorizar

Una vez hayas terminado el análisis DAFO de tu organización, otro de los factores de amplia importancia será valorar cuáles son aquellas acciones que debemos priorizar. En este sentido, comenzaremos a trabajar en las que sean más importantes para alcanzar la meta, que tengan una probabilidad más alta de que ocurran y que supongan un impacto en el negocio y en sus objetivos.

Preparar un análisis CAME

¡Es el momento de comenzar a plantear y poner en marcha el análisis CAME! 

Basándonos en las acciones obtenidas de la matriz DAFO que debemos establecer como prioritarias, comenzaremos a preparar cuáles son las estrategias que debemos llevar a cabo para potenciar y alcanzar los objetivos propuestos.

No olvides seguir la regla que te hemos explicado en otro apartado anterior:

  • Corregir las debilidades.
  • Afrontar las amenazas.
  • Mantener las fortalezas.
  • Explotar las oportunidades.

¿Y cómo sabremos si nuestro plan de acción está dando sus frutos? De una forma muy sencilla. Una vez implementadas las acciones y estrategias adecuadas, tendremos que realizar un seguimiento de cada una de ellas para comprobar si están funcionando correctamente y por lo tanto, nos están sirviendo para obtener resultados exitosos para el negocio.

4 estrategias de análisis CAME: ¿cuáles utilizar para tu negocio?

En los apartados anteriores hemos mencionado la importancia de plantear y llevar a cabo estrategias de análisis CAME para obtener resultados que influyan de forma muy positiva en el potencial de tu negocio. ¿Quieres conocer las 4 estrategias de análisis CAME que existen y cuál de ellas te ayudará a conseguir los objetivos fijados? ¡Te lo contamos!

Estrategia ofensiva

La estrategia ofensiva, conocida también como estrategia de ataque y posicionamiento en el mercado consiste en la combinación de las fortalezas y las oportunidades del exterior. 

El objetivo principal de esta acción es sacar el máximo partido de las oportunidades del sector en el que se encuentra la compañía para conseguir un valor de diferenciación sobre su competencia. Para la consecución de este objetivo, nos enfocaremos en exprimir al máximo las fortalezas que presenta nuestra compañía.

¿Qué conseguiremos gracias a esta estrategia? Potenciaremos nuestro carácter competitivo logrando un factor diferenciador con respecto a los competidores.

Este tipo de estrategias son utilizadas por PYMEs o start-ups que cuentan con un elemento innovador y diferenciador que pueden utilizar para competir en el sector.

Estrategia de supervivencia

La estrategia de supervivencia consiste en dar respuesta a las siguientes cuestiones: 

  1. ¿Cuáles son las debilidades del negocio?
  2. ¿Qué acciones se deben llevar a cabo para corregirlas y afrontar las amenazas que se presentan en el mercado?

Establecer una solución eficaz que considere estos dos aspectos relevantes y reconozca las amenazas del mercado evitará que las debilidades internas a nuestro negocio crezcan y perjudiquen de forma negativa a la organización.

Estrategia defensiva

Este tipo de estrategia es propia para las grandes empresas del mercado y consiste en unir y potenciar las fortalezas o las ventajas competitivas de un negocio consolidado para afrontar las amenazas a las que se enfrenta en el mercado gracias a una propuesta de valor que le permita diferenciarse de los competidores presentes en el mercado.

Estrategia de reorientación

La estrategia de reorientación consiste en detectar las oportunidades del mercado con el fin de aprovecharlas, una vez hayamos detectado y corregido aquellas debilidades que influyeron en la situación actual de la compañía. 

En definitiva, la estrategia de reorientación, como su propio nombre indica, se utiliza habitualmente cuando las acciones que se están llevando a cabo en una empresa no están dando sus frutos. En este sentido, será recomendable cambiar el rumbo del plan de acción para comenzar a obtener buenos resultados.

estrategias-modelo-came-sales-business-school

La METODOLOGÍA de Sales Business School te permite desarrollar tu propio análisis CAME para el crecimiento de tu negocio

Si has llegado hasta aquí serás consciente de que el modelo CAME es una herramienta fundamental para el desarrollo de un plan estratégico exitoso que permita a tu negocio obtener una ventaja competitiva.

¿Quieres poner en marcha una estrategia CAME para tu negocio? La METODOLOGÍA, así como el mejor curso de ventas de Sales Business School te garantiza una formación y evolución cualificada que te ayudará a desarrollar una estrategia óptima en función del tipo de negocio que tengas y el sector al que pertenezca tu compañía.

Agenda tu sesión

Hemos desarrollado el Programa Consultor de Ventas con el objetivo de establecer y dar a conocer la METODOLOGÍA exclusiva que se adapta a las actualizaciones del mercado.

Otras Lecturas